Por Abel Flores: A modo de introducción de mis 15 tesis de Romanos 7.1-6, quiero ilustrar algunas funciones y propósitos de la Ley.

Romanos 7 : 1-6 nos habla del creyente y la Ley .
Y preguntamos , ¿ Está él creyente bajo la Ley ?
La respuesta vendrá en breve.

Romanos 7.7- 12 habla acerca de la Ley , y la pregunta lógica, ¿ Es la ley mala ?
La respuesta explícita está en el verso 12 y 14
como habia dicho en la publicación anterior.

Romanos 7 : 13-14 trata sobre la ley y el pecado , entonces surge la disyuntiva en pregunta , ¿ Es la la Ley mala o el problema que está en mi?
En Romanos 7 : 15 -25 , nos habla del conflicto interno del ser humano .

En Romanos 7.25 y Romanos 8.14 nos habla del triunfo del conflicto interior y de las demanda de la Ley.
Ahora procedo a dar algunos matices del propósito de la Ley , pues habiendo defino la Ley anteriormente, quiero , pues exponer algunas ilustraciones de la misma.

El termómetro sirve para medir la temperatura de la fiebre del paciente , pero no puede sanar la fiebre. ( Cesar vidal manzanares).
Es obvio, porque el termómetro no fue hecho para curar la fiebre ,sino para medir su temperatura ( mi comentario añadido).
El diagnóstico del cancer es importante, pero más importante es la cura de esta terrible enfermedad.

Ahora bien, sin el diagnóstico no sabemos exactamente que tenemos , o cual es nuestra condicion o estado, de modo que tiene parte en declarar el estado del paciente para que se den los pasos necesarios para su eventual proceso de recuperación , ya sea por quimioterapia o por radioterapia, en síntesis el diagnóstico logra declarar el estado grave del paciente.
Pero, tal diagnóstico no puede curar al paciente.

Si nos miramos al espejo quizas podamos ver una espinilla, una macha o un problema en nuestros ojos , ¿ Acaso es malo el espejo por mostrarnos nuestras manchas y espinillas?

En ninguna manera, ahora bien , el espejo si ha revelado la condicion condición de nuestro rostro.
Ahora voy a razonar , argumentar estas tres ilustraciones , la del termometro, el diagnóstico y la del espejo .
La Ley es semejante al termómetro , en que mide la conducta del pecado , en menor y mayor medida , pero no logra salvar al pecador , pues sirve para declarar la temperatura del pecado.

El diagnóstico declara la enfermedad y da conocimiento al paciente de su gravedad ,pero no proporciona la cura , asi mismo es la Ley en que da el diagnóstico de la gravedad de la más letal enfermedad, el pecado, pero no puede curar al enfermo de la misma.
Es obvio, el diagnóstico no es para curar , sino para declarar al paciente de su estado, y en base a ese estado , entonces se procede a intentar curar al enfermo .

Siendo la Ley un diagnóstico, un espejo y un termómetro como metáfora, no puede , bajo ninguna manera curar la mancha, quitar la fiebre del pecado, ni sanar al enfermo que padece del peor cancer , el pecado , concluismo, pues , que sólo servía para declarar al ser humano culpable, obviamente, al ser humano sin Dios.

No porque la Ley era mala, sino que el problema radica en el ser humano , su conducta irreverente, rebelde , desdeñable y renuente a los preceptos de Dios.

Pablo , mediante su lógica demoledora, sus tesis y razonamientos irrefutable hace una objeción y una impugnación de la aseveración distorsionada, de que la Ley era mala.

Pablo en los versos 12, y 14 afirma que no , ya que la Ley es justa, santa , buena , y también, espiritual.
De manera que concluimos :

La Ley no era el problema .
La Ley declaraba la culpabilidad del ser humano.
La Ley no podía librar al ser humano de dicha culpabilidad.
La Ley era un guía que tenia el objetivo de llevarnos a cristo ( como un tutor al niño para que fuera a la escuela).
El creyente no estaba bajo los requerimientos de la Ley .

El creyente ya no era carnal , ahora ha sido cambiado a través de la muerte y resurrección de Cristo Jesús y del Espíritu Santo .
La Ley encerró a todo aquel que estaba bajo ella, para que toda boca se cierre y todos queden bajo el juicio de Dios.

Por tanto , nuestra unión con Cristo , el nuevo marido nos ha declarado libre de las demanda y de la Ley y del ministerio de condenación.
Ahora somos regidos y direccionados por Cristo y su Santo Espíritu, no por el régimen viejo de la letra.
Pues , el hombre carnal no podía cumplir con la demanda de la Ley , pero por la gracia y la justicia de Dios ha alcanzado la salvación que la Ley no podía dar por nuestra impotencia e insuficiencia.

Aquellos que pecaron sin Ley , sin Ley perecerán, y los que bajo la Ley pecaron , por la misma ley serán juzgado.
Porque no son los oidores de la Ley los justo ante Dios , sino los hacedores serán justificados.

Pero , ¿ Como ,pues serán hacedores de la Ley si no hay un fuerza o poder para frenar el pecado ?
¿ Como cumplirán con sus demandan siendo completamente complaciente con el mal ?
La balanza de la Ley ha pesado su conducta y los has hallado falto, injusto y culpable, por lo tanto necesita un salvador que lo libre de la culpabilidad que la Ley le declara, pues la balanza de la ley no lo puede librar ,sino condenar.

De modo que , se requería de uno que estuviera en un estado justo, limpio y perfecto , para redimir al ser humano de la maldición que pesaba sobre el hombre por no guardar la ley .

” Maldito todo aquel que no permanecieres en las cosas de la Ley, pues la Ley dice Has esto y vivirá ” , pero la justicia por la fe dice cree en esto y serás justificado.

La justicia de Dios por medio de la fe en cristo, aparte de la Ley , este es el único medio de salvación, no por las obras de la Ley.
Esta justicia estaba testificada por la Ley y los profetas ( La Torah y los Neviim) dos secciones integral de la biblia Hebrea , el Tanak, estas dos secciones son en nuestra Biblia los libros de la Ley ( Pentateuco en griego, y los profetas ).

De manera que ya había un testimonio de esta justicia, Cristo Jesús, quien por fe ,igual que Abraham , nos justificó y nos dio paz para con Dios, nos reconcilió y nos dio entrada a esta gracia , en la cual estamos firmes.

Por lo tanto , no hay ni habrá condenacion ( De la Ley ) para aquellos que estamos en cristo, lo que no andan conforme a la carne , sino conforme al Espíritu.

Textos Bíblico :

Romanos 2.25-29.
Romanos 3. 21-31.
Romanos 2.17-24.
Romanos 4: 1-12.
Romanos 5: 1-2.
Romanos 7: 12,14.
Romanos 7: 1- 6.
Romanos 7: 7-12.
Romanos 7: 13-25.
Romanos 8: 1-4.

Romanos 8: 1-4 nos dan la carta de triunfo sobre las demanda de la Ley y nos exime de su condenacion por medio de nuestra unión con Cristo.

 

Analizado por Abel Flores.