Tras ganar Nicolás Maduro con el 67,7% de los votos, el pastor Bertucci expresó que siempre pensó que un gobierno con 80% de rechazo podía ser derrotado.

Bertucci no tardó en criticar los “ventajismos y la exposición el candidato oficialista en cadena nacional” donde “hicieron las denuncias sin obtener respuesta”.

Además, denunció que durante las elecciones contabilizaron entre 480 a 500 puntos rojos a menos de 200 metros de las zonas de votación, donde según el ex candidato “les es comprado a algunos la conciencia” para obtener votos.

Según un acuerdo con el Consejo Nacional Electoral votantes (CNE) no se podía colocar carpas a menos de 200 metros de votación.

Varias denuncias en redes sociales muestran como los “puntos rojos” como se le les llama a las carpas de partido oficialista incumplieron esta norma donde los votantes “venían pidiendo dinero o contraprestación a cambio del voto” según afirmó Bertucci.
Repetir las elecciones

El ex candidato evangélico afirmó que “su ineficacia, y su incapacidad para derrotar el hambre hace ver que, aunque ganase hoy perdería todo el país… No va poder manejar esto porque este país le quedó grande hacer rato”

“No voy a invalidar a que todos los votos hayan sido un fraude, no voy a utilizar estas palabras”. Afirmó Bertucci. Sin embargo, cree que “lo más valiente que podrían hacer [Nicolás Maduro] es repetir las elecciones y él retirarse como candidato, así darle la oportunidad a pueblo venezolano de elegir a un presidente que realmente los pueda sacar adelante”

“Aquí no se trata de derrotar a Nicolás Maduro, aquí se trata de derrotar el hambre está pasando este país… el oprobio y el drama social que estamos viendo”. Esto dijo tras anunciar que seguirá luchando a favor del pueblo como líder opositor.

Según de CNE esta jornada que registró una baja participación de tan solo el 46,01% del padrón electoral.