Muchas personas ignoran la importancia de algunos minerales como el magnesio que, combinado con otros elementos, puede llegar a convertirse en una poderosa arma para potenciar la salud. Ejemplo de ello es el cloruro de magnesio, un compuesto resultante de la combinación de magnesio y cloro, cuyas propiedades podrían calificarse de realmente mágicas. De hecho, muchas de las enfermedades que atacan a nuestro organismo vienen dadas por la ausencia de este compuesto en nuestra alimentación, así de importante es.

En esta ocasión, hemos decidido contarte un poco acerca de este maravilloso compuesto y los estupendos beneficios que aporta, para que puedas aprovecharlo al máximo y mejorar tu salud y tu bienestar.

¿Qué es el cloruro de magnesio?

Como ya lo hemos dicho, el cloruro de magnesio es un compuesto químico que está formado por cloro y magnesio, el cual, a pesar de su clasificación como compuesto, resulta de gran utilidad en diversos sectores de la industria y constituye un elemento clave para nuestra salud, ya que cumple con ciertas funciones de gran importancia dentro en nuestro organismo.

¿Para qué sirve el cloruro de magnesio?

Entre las múltiples utilidades que tiene el cloruro de magnesio, aquí te contamos algunas de ellas:

Para adelgazar

Si bien no se trata de un recurso para bajar de peso rigurosamente, consumir cloruro de magnesio es muy recomendable para quienes buscan enflaquecer, puesto que ayuda a controlar mejor los niveles de estrés y ansiedad que figuran como dos de las causas más comunes de sobrepeso y obesidad.

Regular la digestión y combatir el estreñimiento

Este compuesto interviene en la digestión, ayudando a retener agua suficiente en los intestinos para que las heces sean mucho más blandas y fáciles de expulsar. Además de esto, favorece el peristaltismo y logra que el sistema digestivo se relaje, de manera que funciona como un estupendo desintoxicante.

Eliminar verrugas y tumores

Aunque no lo creas, el consumo de cloruro de magnesio ayuda a combatir la acción de los radicales libres que producen malformaciones a nivel celular, tal es el caso de las poco agradables verrugas y de los molestos tumores. Pero, ¿cómo lo hace? Pues bien, este compuesto resguarda a las células contra la acción de otros mineralescomo el plomo y el mercurio, que pueden dañar nuestra salud, evitando la ocurrencia de tales deformaciones.

Prevenir la osteoporosis

El cloruro de magnesio posee una propiedad fijadora de calcio que ayuda a mejorar la densidad ósea y a prevenir la temible osteoporosis; y es que tener buenos niveles de magnesio en el organismo es garantía de una excelente absorción del calcio presente en los alimentos. Por esta razón, se recomienda el consumo de alimentos altos en magnesio, especialmente para aquellas personas que sufren problemas en los huesos y a las mujeres de la tercera edad.

Mejorar la salud del corazón

Este compuesto es especialmente útil para relajar al corazón y evitar los llamados espasmos coronarios, ya que ayuda a impedir la calcificación arterial y a mejorar las arritmias. Por si no lo sabes, la carencia de magnesio en el organismo puede ocasionar espasmos a nivel arterial y entorpecer el flujo sanguíneo, por lo que consumir cloruro de magnesio con regularidad puede ser vital para mejorar la salud del músculo cardíaco y prevenir infartos.

Asimismo, el magnesio ayuda a regular los niveles de colesterol que, en niveles bastante altos, pueden obstruir las arterias y producir una insuficiencia de riego al corazón, favoreciendo la ocurrencia de anginas de pecho o infartos.

Prevenir la artritis

Un exceso de ácido úrico puede ocurrir como consecuencia del mal funcionamiento de los riñonespor causa de bajos niveles de magnesio en el organismo. De tal manera, consumir cloruro de magnesiopuede impedir que el ácido úrico se almacene en las articulaciones, aliviando e dolor y la inflamación en dedos, rodillas y otras articulaciones afectadas por la artritis.

Para combatir las alergias

El cloruro de magnesio también funciona como un potente antialérgico, ya que reduce los niveles de histamina que circula por el cuerpo, disminuyendo las reacciones alérgicas.

Retrasar el envejecimiento

Por si fuera poco, este compuesto ayuda a combatir la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento, y además promueve la síntesis de colágeno para una mayor regeneración de la piel. Asimismo, nos protege contra los rayos ultravioletas y beneficia el aclarado de las manchas en la piel.

Para un embarazo más saludable

Las mujeres embarazadas que incluyen este compuesto como un complemento de su alimentación, pueden evitar la preeclampsia y ayudar a que el feto crezca sano y fuerte.

Mejorar la memoria

El cloruro de magnesio tiene la capacidad de intervenir en la formación de neurotransmisores implicados en nuestra memoria, ayudando a mejorarla.

Propiedades y beneficios del cloruro de magnesio

Ya hemos aclarado que el consumo de cloruro de magnesio puede ayudarnos a mejorar nuestra salud de una manera increíble, esto gracias a las propiedades y beneficios que aquí te mostramos:

Mejora la salud renal

Este compuesto figura como una de las alternativas naturales más efectivas para activar y mejorar el funcionamiento de los riñones, y además favorece la eliminación del ácido que se acumula en ellos.

Combate la fatiga y el cansancio

Si sufres de fatiga y cansancio muscular constantes, consumir cloruro de magnesio puede ser bueno para ti, ya que actúa como un poderoso analgésico que alivia los calambres y previene los dolores musculares. De hecho, muchos deportistas suelen consumirlo para aumentar su rendimiento físico y para fortalecer su musculatura.

Baja el colesterol

Como ya hemos dicho, este compuesto tiene el poder de regular los niveles de colesterol, por lo que, si tus cifras están por los cielos, tal vez esto te ayude a bajarlas.

Purifica la sangre

El cloruro de magnesio ayuda a limpiar la sangre, equilibrando el pH de la misma.

Combate la depresión y la ansiedad

Esta sustancia aporta equilibrio mental, dado que mejora las funciones cerebrales y la transmisión de impulsos nerviosos. Asimismo, actúa como un excelente ansiolítico y antidepresivo, completamente natural.

Mejora la salud de los huesos

Anteriormente, te contamos de la importancia del cloruro de magnesio en el fortalecimiento de la estructura ósea, y es que este compuesto no solo mejora la salud de los huesos, sino también la de los dientes, ayudándoles a formarse sólidos y fuertes.

Contraindicaciones del cloruro de magnesio

A pesar de lo beneficioso que es, el cloruro de magnesio puede producir efectos adversos en determinadas ocasiones. En vista de ello, aquí mencionamos las contraindicaciones más importantes que te ayudarán a saber cuándo es mejor evitarlo.

Insuficiencia renal

En caso de insuficiencia renal, se recomienda prescindir de su consumo, dado que, a pesar de que ayuda a mejorar el funcionamiento de los riñones, el cloruro de magnesio puede promover la formación de cálculos renales.

Diarrea

Por ser considerado un laxante de tipo natural, no es aconsejable consumirlo en caso de diarrea.

Colitis

Por las mismas razones por las que este compuesto no es recomendable para las personas que sufren diarreas, tampoco lo es en casos de colitis.

Efectos secundarios del cloruro de magnesio

Además de las contraindicaciones, el consumo de cloruro de magnesio puede producir efectos secundarios, tales como:

Reacción alérgica

Caracterizada por urticaria, mareos intensos, dificultad para respirar e inflamación en el rostro (labios, lengua o garganta). En caso de experimentar alguno de estos síntomas, acude al médico lo más pronto posible.

Insuficiencia de magnesio en la sangre

Se presentan síntomas como: depresión, irritabilidad, cansancio, calambres musculares y diarrea. Si padeces alguno de ellos, puede que tus niveles de magnesio en la sangre estén más bajos de lo normal y, en ese caso, deberás contactar a tu médico de inmediato.

Otros efectos secundarios menos delicados

Además de lo anterior, el consumo de cloruro de magnesio puede traer consecuencias de menor gravedad, tales como: diarrea leve, náuseas y dolor estomacal.

De cualquier manera, es bueno que consultes con tu médico de confianza para asegurarte de que el problema viene dado por el consumo de este compuesto, y así poder tomar las medidas correctas.

Usos del cloruro de magnesio

Ya que el cloruro de magnesio posee tantas propiedades, se le ha considerado un elemento de gran utilidad para diversos sectores de la industria, donde es empleado con fines médicos, culinarios, entre otros.

En el sector de la salud

En medicina, este compuesto se utiliza como catalizador en la fabricación de Terramicina inyectable. Además, como ya lo hemos dicho, su consumo ayuda a mejorar la salud del corazón, aliviar la artritis, combatir las alergias y mejorar nuestra salud de muchas otras formas.

En la fabricación

Suele emplearse como materia prima para la elaboración de electrodos de soladura, productos desinfectantes, extintores, cerámicas, entre otros.

Usos en la industria textil

Se utiliza en el tratamiento de telas como el algodón y la lana, así como para la producción de papel y como lubricante de hilos.

En la industria gastronómica

En lo culinario, el cloruro de magnesio se emplea como coagulante en la elaboración de tofu con base en la leche de soya.

¿Qué alimentos tienen magnesio?

Si te has animado a consumir magnesio para aprovechar sus innumerables beneficios pero no tienes ni idea de por dónde empezar, te hemos dejado una lista con algunos alimentos que contienen este mineral, y cuyo consumo te permitirá mejorar enormemente tu salud.

Salvado

No importa si es de trigo, de avena o de arroz, el salvado es un alimento rico en magnesio. Para que tengas una idea, una taza de salvado de trigo contiene 354 mg de este mineral, lo que corresponde al 89% de la cantidad diaria recomendada. Por otra parte, una taza de salvado de avena aporta 220 mg, correspondientes al 55 de la tasa diaria recomendada, y la misma cantidad de salvado de arroz aporta 922 mg, igual al 230% de la cantidad diaria recomendada.

Hierbas secas

Las hierbas como el cilantro, el cebollín y la hierbabuena son altísimas en vitaminas y minerales como el magnesio. De hecho, el cilantro puede aportarnos 694 mg de este mineral con tan solo consumir 100 gramos de esta hierba, lo que corresponde al 174% de la cantidad diaria recomendada de magnesio.

Pepitas de calabaza

Las semillas o pepitas de calabaza son estupendas para las ensaladas y además son altas en magnesio, aportando hasta 738 mg por taza, lo que equivale al 134% de la recomendación diaria.

Chocolate negro sin azúcar

Si eres amante del chocolate, te alegrará saber que 100 gramos de chocolate negro sin azúcar aportan 327 mg de magnesio, equivalentes al 82% de la tasa diaria recomendada, ¡toda una maravilla!

Semillas de sésamo y lino

Además de ser poderosos antioxidantes, estas semillas aportan grandes cantidades de magnesio, de hecho, 100 gramos de semillas de lino contienen 392 mg de este mineral, correspondientes al 92% de la ingesta diaria recomendada, mientras que la misma cantidad de semillas de sésamo aportan 351 mg de magnesio, equivalentes a 88% de la tasa diaria recomendada.

Semillas de girasol

Al igual que el sésamo y el lino, las semillas de girasol son altísimas en magnesio, al punto de que 100 gramos de ellas aportan 325 mg, es decir, 81% de la cantidad diaria recomendada.

Almendras y anacardos

No solo saben delicioso, sino que además son saludables y ricos en magnesio. 100 gramos de almendras aportan 286 mg de este mineral, un 72% de la cantidad diaria recomendada, mientras que 100 gramos de anacardos aportan 273 mg, equivalentes al 68% de la tasa diaria recomendada.

Melaza

Este endulzante natural no solo sirve para darle sabor a nuestros postres, sino también para proporcionarlos el magnesio que nuestro cuerpo necesita, y para probarlo, 100 gramos de melaza aportan 242 mg de este mineral, equivalentes a 61% de la cantidad diaria recomendada.

Pues bien, ahora conoces la importancia del magnesio para tu salud y sabes cómo aprovechar todos sus beneficios. No olvides tener en cuenta las contraindicaciones y estar al tanto de los efectos secundarios que puede ocasionar.