La EKD informa de que perdió 390.000 miembros en 2017, más que la Iglesia Católica, de la cual se han ido 268.000 feligreses. Tanto evangélicos como católicos justifican los descensos por la situación demográfica en Alemania.

Las iglesias protestantes y católicas en Alemania perdieron 660.228 miembros en 2017, según las estadísticas publicadas el 20 de junio por la Iglesia Protestante en Alemania (EKD, por sus siglas en alemán), y por la Conferencia Alemana de Obispos Católicos. La EKD ha informado de que membresía ha experimentado un descenso del 1,8% en 2017, lo que se traduce en 390.000 personas, situándose ahora en 21,5 millones de feligreses. A finales de 2007 la Iglesia Protestante contaba con 3,3 millones más de miembros que al finalizar el año pasado, es decir, 24,8 millones de personas.

En la misma línea, la Iglesia Católica ha perdido cerca de 268.000 feligreses en 2017. Un descenso de un 1,1% respecto a 2016. Con 23,3 millones de personas censadas, sigue siendo la denominación más numerosa en Alemania.

Visto en conjunto, el 54,4% de los 82,5 millones de alemanes es miembro de una de las dos iglesias. Lo que refleja un descenso significativo en comparación con el 62% que estaba registrado en alguna de las dos instituciones en 2005.

LA IGLESIA DE ANHALT Y LA MAYOR PÉRDIDA

De las 20 iglesias estatales, la EKD ha informado que la Iglesia Evangélica de Anhalt, la Iglesia Evangélica en Alemania Central y la Iglesia Evangélica de Bremen han sufrido la mayor pérdida en porcentaje de miembros a lo largo de los últimos diez años.

En el caso de la comunidad en Anhalt, ahora hay un 33% menos de miembros que en 2007. La Iglesia Evangélica en Alemania Central, creada en 2009 tras la fusión de la Iglesia Evangélica de la Provincia de Sajonia y de la Iglesia Evangélica Luterana en Turingia, tenía 910.527 miembros en 2007, mientras que ahora tiene 712.000, o un 21,8% menos. Bremen cuenta ahora misma con 193.100 miembros, lo que significa un descenso del 18,2%.

Por el contrario, la comunidad que menos ha notado el descenso de miembros es la Iglesia Evangélica Reformada, que ha perdido un 6,5% de las 173.000 personas que pertenecían a la institución el año pasado.

MUCHAS PERSONAS DEJAN LA IGLESIA

Aunque tanto las iglesias evangélicas como las católicas tienen un número estable de bautismos, alcanzando los 180.000, y de nuevos miembros, llegando a 25.000, no son cifras que puedan cubrir el número de miembros que mueren o retiran su membresía. En Alemania, los feligreses deben registrar su membresía en las autoridades locales y pagar un impuesto obligatorio que se destina a financiar la denominación escogida. El número de salidas oficiales de la iglesia ha aumentado ligeramente en ambas denominaciones, con alrededor de 200.000 personas en el caso protestante y de 167.000 en el católico, que decidieron cancelar el registro.

Una de las razones del descenso es la situación demográfica de Alemania, donde sólo el año pasado 350.000 miembros de la EKD murieron. Sin embargo, aunque los nuevos miembros en parte compensaron ese déficit, los padres están trayendo a menos niños a las congregaciones.

Según una encuesta realizada en 2017 por el sitio web Kirchenaustritt (salida de la iglesia), el 45% de los miembros que oficialmente abandonaron la iglesia lo hizo para evitar pagar el impuesto obligatorio, que también se aplica a los miembros de las congregaciones judías.