Es importante que consumamos el pepino con cáscara. Es rico en fibra, por lo que nos ayudará a aliviar problemas digestivos, como la acidez o la pesadez estomacal. El pepino es una hortaliza de verano que tiene una gran cantidad de propiedades y beneficios para nuestro cuerpo, sobre todo debido a su alto contenido de agua.

Su aporte calórico es muy bajo, por lo que se recomienda en dietas. Se trata de un alimento con bajo aporte calórico y pocos hidratos de carbono. Aporta una buena dosis de fibra, así como también vitaminas A, B, C y E. Es una fuente de agua por excelencia y una unidad de 100 gramos solo tiene 13 calorías, el 97% es líquido.

En lo que se refiere a los minerales, el pepino es una hortaliza muy rica en potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio. Se pueden consumir crudos en ensaladas, muchos los cortan en rodajas y espolvorean con sal para que elimine un poco su gusto amargo. También es común consumir pepinos en conservas con vinagre o aceite. En ensaladas, es posible disfrutarlo rallado, así como ingrediente para sandwiches. En España, por ejemplo, es uno de los ingredientes de un plato típico: el gazpacho (con tomate, pimiento, ajo y aceite de oliva).

Se dice que es nativo de la India, aunque no hay certeza de ello. Se cultiva en el oeste asiático desde hace más de tres mil años y es probable que fuera llevado a Europa por los romanos. Pertenece a la misma familia que la sandía, el melón y la calabaza. Aunque se dice que es un vegetal, en realidad es una fruta.