El brutal caso ocurrió en 1998, pero recién ahora 2018 se desarrolla el juicio.

Un horrendo caso tiene consternado a los medios ingleses, luego que se diera a conocer todos los hechos que debió enfrentar un menor de 11 años por culpa de sus propios padres.

Según informa el Daily Mail, el caso ocurrió en 1998, pero ahora se está desarrollando el juicio en el Reading Crown Court. Esto luego que el menor, que en la actualidad es un adulto, denunciara a la policía lo que estaba enfrentando, pero nadie le creyera.

En ese sentido, el padre le dijo a los detectives que todo era una mentira infantil y estos le creyeron. Años después, siendo ya mayor de edad, volvió a acusar a la pareja y ahí logró que ambos fueran detenidos.

Dentro de la acusación, el hijo indicó que cuando tenía 11 años su padre y su madrastra creían que él era homosexual, por lo que lo obligaron a observar en reiteradas ocasiones como ellos tenían relaciones. Pero eso no fue todo, ya que también el niño fue forzado a tener sexo con la mujer.

Al respecto, la fiscal del caso señaló que en la entrevista inicial que efectuó la policía al progenitor del pequeño, este reconocía las aberrantes conductas que tuvieron con el menor, señalando que la idea era “mantenerlo en el camino correcto y angosto”, aludiendo a la presunta homosexualidad que demostraba el niño.

Durante la audiencia, la mujer alegó inocencia y que nunca tuvo relaciones con su hijastro. Sin embargo, el juez no creyó en sus palabras y le dedicó duras palabras durante la lectura de la condena.

“Por tu propia gratificación sexual personal, has realizado actos sexuales con un chico que te consideraba su madre. Este fue tu sentido deformado de lo correcto y lo incorrecto”, afirmó.

Además, insistió que “he leído y releído la declaración de la víctima. Estaba desesperado por el afecto y tú explotaste eso por completo”. Después apuntó a ambos y expresó que “el daño que ustedes dos han hecho es inaceptable”.

Finalmente, la pareja fue condenada a 15 años de prisión. El padre por cargos de crueldad infantil y actos indecentes con un niño, mientras que la mujer por crueldad infantil, asalto indecente y actos indecentes con un niño.