La curiosa ruptura ha tenido lugar en Gijón, una pareja de novios recién casados se ha divorciado al día siguiente de su boda tras descubrir ella que su marido se mea en la cama.

La joven pareja han llevado su noviazgo de una manera clásica “nuestros padres son muy conservadores y es como hemos sido educados, así que no habíamos pasado antes la noche juntos y estábamos deseando casarnos para consumar nuestro matrimonio”. Al parecer el novio se había guardado un pequeño secreto que ha acabado rompiendo su matrimonio en un tiempo récord “me daba mucha vergüenza comentarle mi problemilla, lo fui dejando, dejando y al final pues ya se me había hasta olvidado”.

El caso es que sufría de incontinencia urinaria desde los 6 años y, tras mantener relaciones sexuales y dormirse después del agotador día, durante la noche de bodas no pudo aguantarse y sorprendió a su mujer “noté un poco de frescor y entonces me di cuenta de lo que pasaba, vaya asco, no puedo convivir con una persona que se mee en la cama, se acabó”. El joven le dio algunas opciones, como dormir separados, pero ella no atendió a razones y ya ha comenzado los trámites para el divorcio.