Los venezolanos salieron nerviosos a las calles en la tarde del martes, luego que un sismo de 7.3 grados sacudiera la costa norte del país, sin que hasta el momento se hayan reportado víctimas del movimiento telúrico.

El sismo, cuyo epicentro fue registrado a unos 400 kilómetros al este de Caracas, se sintió con fuerza en la gran mayoría de las ciudades del país, obligando a millones a salir de sus hogares.

El evento también sacudió con fuerza a Colombia, las islas de El Caribe e informes de prensa resaltaban que la vecina Trinidad y Tobago registraba serios daños de infraestructura.

El Servicio Geológico de Estados Unidos reportó que el temblor tuvo una profundidad de 123.2 kilómetros y el epicentro se ubicó 20 kilómetros al nornoreste de la localidad Yaguaraparo, estado Sucre.

Al cierre de esta edición, aún los venezolanos no habían recibido un reporte oficial de la cantidad de daños provocados por el sismo, pero algunos informes de prensa habían comenzado a indicar que algunos edificios de Caracas habían sido averiados.

Entre éstas se encontraba la Torre de David, rascacielos cuya construcción había quedado inconclusa en los años noventa, cuyos pisos posteriores parecen haber colapsado parcialmente.

Fotos que circularon en las redes sociales mostraban que los últimos cinco de los 45 pisos del edificio, se inclinaban hacia un costado amenazadoramente en una proporción cercana a los 45 grados, generando temores de que pudieran caer para gran peligro de las estructuras aledañas.

Un sismo de magnitud 5,7 ha sacudido este miércoles Venezuela, informa la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (FUNVISIS). Se trata del segundo movimiento telúrico que se registra en el país latinoamericano en menos de 24 horas.

El epicentro del temblor se localizó a una profundidad de 22,9 kilómetros y a 9 kilómetros al noreste de la localidad venezolana de Yaguaraparo, en el estado de Sucre. De momento, no se informa de víctimas ni de daños materiales.

Este martes sacudió la misma región de Venezuela un sismo de magnitud 6,9 con el epicentro situado a 23 kilómetros al sureste de la localidad de Irapa.